Marta Franco López

Translator and interpreter

Perfil profesional

Si bien es cierto que tanto la traducción como la interpretación requieren una formación continua, es necesario partir de una sólida base. Estos cimientos los puse en la Universidad de Salamanca, donde estudié la licenciatura de Traducción e Interpretación desde 2004 hasta 2009. Allí cursé ambos itinerarios de especialización, en traducción y en interpretación, con inglés como primera lengua extranjera y francés como segunda.

Tuve la suerte de disfrutar de dos estancias Erasmus. La primera de ellas tuvo como destino Niza, en Francia, donde  mejoré mi nivel de francés y adquirí nuevas competencias en este idioma. La segunda fue en Copenhague, cuyo sistema universitario íntegramente en inglés hizo de esta experiencia una verdadera inmersión lingüística, además de darme la oportunidad de comenzar con un nuevo idioma: el danés.

Una vez finalizada la licenciatura, decidí especializarme en la traducción en los ámbitos jurídico y administrativo con el máster en traducción institucional, impartido por la Universidad de Alicante, también con el inglés como lengua de trabajo. El trabajo de fin de máster versó completamente sobre los problemas que plantea la traducción de legislación local para unos destinatarios no hispanoparlantes.

Tras este máster, y de vuelta a España una vez finalizada mi estancia en Londres como auxiliar de conversación, cursé otro posgrado: el máster en comunicación intercultural, interpretación y traducción en los servicios públicos, en la Universidad de Alcalá. Durante este año de formación, profundicé mis conocimientos sobre la traducción y la interpretación tanto en el ámbito jurídico / administrativo como en el de la sanidad. En este caso, el trabajo de fin de máster trató sobre la traducción jurídica y administrativa para solicitantes de asilo y refugiados.

Sin perder de vista que la traducción y la interpretación son carreras de fondo, he seguido formándome en interpretación simultánea, en corrección, en traducción técnica, etc. sin dejar de lado la ampliación y la consolidación de mis lenguas de trabajo.